Restaurante Spartacus

La cocina casera sabe mejor

Milhojas con crema de caramelo y piñones

Un milhojas es un postre muy vistoso que sorprende a todos. Pero siempre hay que acompañarlo de alguna salsa o crema, pues resulta un tanto seco. En esta ocasión, lo hemos acompañado de una crema de caramelo y piñones caramelizados.

Ingredientes para 4 personas:

Milhojas con crema de caramelo y piñones
  • 100 gr de azúcar para caramelizar los piñones
  • 150 gr de azúcar para hacer el toffe
  • 2 láminas de gelatina (de 3 gr cada una)
  • 50 gr de piñones
  • 500 ml de nata líquida para montar
  • 1 masa de hojaldre
  • Azúcar glas, para espolvorear por encima del hojaldre
  • 1 huevo, para pintar el hojaldre
  • Leche

Procedimiento:

En primer lugar, vamos a hacer el milhojas con la masa de hojaldre. Para ahorrar tiempo, tenemos ya comprada la masa de hojaldre cuadrada, pero también podemos hacerlo nosotros mismos.

Estiramos la masa sobre una superficie de trabajo limpia y ligeramente enharinada y lo cortamos en triángulos (o con cualquier otra forma que se quiera). Pinchamos la masa con un tenedor y la colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Ponemos peso encima (unas legumbres secas pueden valer) para que no se levante, y lo introducimos en el horno previamente calentado a 180º C, durante 15 minutos.

Sacamos del hojaldre del horno y retiramos las legumbres. Lo pintamos con huevo batido y espolvoreamos encima azúcar glas. Volvemos a introducirlo en el horno, esta vez sin peso, durante 10 minutos y a 200º C para que se caramelice.

A continuación, hacemos el toffe. Para ello, hacemos un caramelo calentando los 150 gr de azúcar, con cuidado de que no se queme. Poco a poco vertemos la mitad de la nata hasta que se disuelva en el caramelo. Hidratamos la gelatina y la agregamos al caramelo. Removemos todo hasta que se forme un toffe de color marrón claro y dejamos que enfríe.

Cuando el toffe haya enfriado, montamos la nata restante y la mezclamos con el toffe con una espátula y movimientos envolventes. Colocamos el toffe dentro de una manga pastelera y lo introducimos en el frigorífico.

El siguiente paso es caramelizar los piñones. En una sartén, calentamos el azúcar restante con los piñones y lo removemos hasta que comience a cristalizar. Retiramos el azúcar que no ha cristalizado y lo dejamos al fuego hasta que estén caramelizados. Dejamos que enfríen aparte.

Para montar el plato, colocamos una lámina de hojaldre, sobre la que añadiremos un poco de toffe y unos piñones. Ponemos encima otra lámina de hojaldre y repetimos el mismo proceso tantas veces como queramos, terminando siempre con otra lámina de hojaldre.

En este enlace podrás encontrar muchos postres más.