Restaurante Spartacus

La cocina casera sabe mejor

Asar castañas en sartén

Uno de los primeros signos del otoño, además del cambio de temperatura y la caída de las hojas, son las castañas asadas que venden en las calles. Al asarse lentamente, la carne de la castaña casi se carameliza y consigue un sabor dulce y sabroso.

Las castañas asadas son el perfecto snack, pues son bajas en grasas y calorías, pero repletas de fibra, calcio y vitamina C. También puedes encontrar más snacks dulces en http://recetacrepes.com.es. Pero por desgracia, solo están disponibles un corto periodo de tiempo al año.

Asar castañas en sartén

Y aún así, al ser altamente perecederas, deben consumirse al poco de comprarlas. Si no vas a asarlas en el momento, hay que almacenarlas en una bolsa transpirable en el frigorífico.

Las castañas crudas están muy duras y casi no se pueden comer. La frescura desempeña un papel en esto, al igual que lo hace el método de cocción. Esta técnica de asado en una sartén que utilizamos en la receta, hierve las castañas para abrir las cáscaras y separar la piel de la carne. Después, las castañas se hacen al vapor asadas lentamente en la misma sartén.

El proceso es fácil y el resultado delicioso. Cualquiera puede hacerlo. También se pueden hacer en el horno o en una rejilla especial al fuego.

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS

  • 500 gr de castañas enteras
  • 500 ml de agua

INSTRUCCIONES PASO A PASO

  1. Con un cuchillo afilado, haz un corte en forma de "X" en la cáscara de cada castaña, por el lado plano, que es más fácil.
  2. Coloca cada castaña en una sartén grande con tapa, de modo que se forme una capa uniforme.
  3. Agrega el agua, y ponlo a hervir a fuego alto. Cuando llegue a ebullición, ve agitando la sartén regularmente para que se asen bien todas las castañas. Deja que cuezan durante unos 5 minutos. Si las cáscaras no se abren, añade un poco más de agua y continua con la cocción hasta que lo hagan.
  4. Una vez que las cáscaras están abiertas, reduce el fuego al mínimo y cocina las castañas, con la tapa puesta, agitando la sartén de vez en cuando para que las castañas no se quemen. Con unos 20 minutos es suficiente, hasta que veas que se han tostado y que la carne está tierna. se tuestan las conchas y la carne esté tierna.
  5. Sácalas de la sartén y deja que enfríen hasta que se puedan manejar para poder pelarlas y comerlas.